Publicado por: Rosalie Orens
Etiquetas:



 Huella Humana



Imprescindible,
según el diccionario, es un adjetivo que hace referencia a aquello de lo que no se puede prescindir. Describe a una persona o cosa sin las cuales no se puede resolver un problema en particular. Yo voy un poquito más lejos, no entiendo esta palabra en singular, sino en plural: ¡ somos imprescindibles!.
Somos imprescindibles como seres humanos, únicos, con nuestra personalidad, nuestras capacidades, nuestras aptitudes, nuestras habilidades, nuestras creencias.
Cada parte de nuestro ser nos define y lo hace en relación con otras personas, como aquel árbol que se cayó en medio del bosque y nadie escuchó, nosotros no podemos estar solos, nos necesitamos unos a otros.

¿En qué momento somos imprescindibles?

A lo largo de nuestra vida encontraremos a nuestros imprescindibles, personas que nos ayudan con una situación en particular y nadie más ha sabido hacerlo de esa forma hasta ahora, nosotros también seremos ese imprescindible para otra persona, pero sea cual sea el orden, una vez que nos encontramos, somos imprescindibles.

Yo te necesito para que me ayudes a resolver mi problema y tú me necesitas para cumplir con tu propósito de vida, como muy bien lo explica nuestro compañero  Vicente Cobo en su post Lidera tu Experiencia VITAL 

¿Cómo avanzar si algún imprescindible ya no está con nosotros?

No significa que vamos a necesitarnos toda nuestra vida, a veces quizás sí, como un padre, una madre, un hijo, una hija, un abuelo, una abuela, un hermano, una hermana, una amistad profunda, significa que eres la respuesta ahora, en este momento vital.

Por ejemplo, si necesitas que te ayude a construir tu marca personal en LinkedIn quizás nuestra relación dure lo que dure el contrato de servicios, quizás no, quizás descubramos que hay más elementos que nos unen y que queremos seguir haciendo cosas juntas. Personalmente, me ha pasado con algunas clientas que ya son amigas.

Y, ciertamente, muchas personas ofrecen, aparentemente, los mismos productos o "los mismos servicios", pero por alguna razón, una solución es mejor que otra para nosotros, para nuestra situación y eso no pasa por la calidad del producto o servicio, pasa por el SER, pasa por estar conectados. Y en esto de estar conectados nuestra compañera Maribel García también nos lo cuenta muy bien en su post "Esto va de conectar"



Huella Humana




La conexión es esa energía que fluye entre las personas, porque las personas somos energía ante todo, es esa comprensión, ese entendimiento. La conexión es un acto de amor, como bien explica Juan Martinez en su artículo "El amor en las Organizaciones"

Hay una cuestión esencial que también quiero comentar: los imprescindibles dejan huella, dejan aprendizaje, pero ante todo dan libertad y desapego. Nunca más te sentirás inseguro en aquello que un imprescindible te ha ayudado porque te ha dado las herramientas para que salgas por ti mismo. Cuando necesites su guía, estará integrada en tu interior. 


¿Cómo encuentro mi imprescindible? 

Encontrar a nuestros imprescindibles es algo que sucede cuando vivimos de forma coherente con nuestros valores, cuando nos permitimos salir ahí fuera aunque haya personas que nos juzguen, cuando tenemos el valor de ser visibles.

A veces, necesitamos imprescindibles para ayudarnos a recuperar esa confianza, porque de verdad, nacemos con confianza en nosotros mismos, solo hace falta observar a los bebés o a los niños pequeños para darnos cuenta los lanzados que son, tanto que no ven el peligro.

Por eso es importante que nos vean tal como somos con lo que podemos aportar, porque nuestros imprescindibles nos están esperando, a veces sin dar pie con bola, perdidos, otras veces, conformándose con respuestas similares, pero que no les resuelven sus problemas del todo. A veces, ellos no se atreven a salir y necesitan nuestro reflejo.

¡Todo ser humano es imprescindible y necesita a otro ser humano imprescindible!



Huella Humana


La pieza fundamental para vivir en un mundo más amable eres tú, soy yo, somos todas y cada una de las personas que compartimos este hermoso planeta. Te necesitamos para hacer piña y demostrar que sí, que las buenas personas somos mayoría y que si trabajamos juntas, colaboramos, aportamos, multiplicamos oportunidades para todos y todas.

Huella Humana es un sitio acogedor, con personas como tú
que somos imprescindibles.